¡Lea estas historias de conductores de vehículos eléctricos!

 

Man standing next to a carDavid A. – Se acabaron las esperas en la gasolinera
He tenido mala suerte con los carros por bastante tiempo, así que la idea de comprar un vehículo nuevo empezó a cobrar impulso. Parecía la opción más razonable si lo que buscaba era un automóvil confiable. Tuve la oportunidad de ir al L.A. Auto Show y aprendí un poquito más acerca de los carros eléctricos y sus incentivos, pero supuse que el evento estaba más dirigido a las personas que vivían en Los Ángeles. Fue recién cuando mi propio vehículo empezó a tener problemas que realmente investigué sobre los distintos modelos de EV y sus ventajas. Manejé algunos y traté de ir seleccionando los carros que parecieran estar dentro de mi presupuesto y tuvieran el estilo y las características que me gustaban. Leer mas >>

 

Andrew B. – Nunca daremos marcha atrás
Amo los automóviles, pero los odio a la vez, así que retrocedamos para entender por qué… Habiéndome criado de manera mucho menos que privilegiada, mi familia estaba firmemente arraigada en el bando del “carro desechable”. Comprar el mínimo vehículo viable, manejarlo hasta que caducara la etiqueta de inspección de seguridad (típicamente, después de 11 meses), venderlo como chatarra y repetir el ciclo. Era todo lo que yo conocía, así que era lo que hacía y puedo reparar cualquier cosa. ¿Arreglar correas dobles de distribución en la nieve? Hecho. ¿Bombas de combustible? Hecho. ¿Catalizadores y sensores de oxígeno? ¡Sin problemas! Leer mas >>

 

Erika G. – Una historia de amor con los EV
Mi alma gemela y yo nos conocimos cuando trabajábamos en una fábrica de baterías de litio. Él ya hacía años que manejaba vehículos eléctricos y finalmente me convenció de salir de la oficina un día con la promesa de un paseo en triciclo EV por la playa. Esa noche realmente me comprometí con la adopción de los eléctricos (¡para no mencionar la emoción de nuestra primera cita!) ¿Cómo podía manejar un utilitario deportivo traga-gasolina cuando trabajaba en una empresa de EV? Leer mas >>

 

Joel Levin – ¡Mi Chevy Volt usado es fenomenal!
Nuestra familia acaba de comprar otro vehículo eléctrico (un Chevy Volt de 2012 con poco uso) y ¡nos encanta! No es que nos guste menos nuestro LEAF de 2015, de la misma manera que uno puede querer de distinta manera a cada uno de sus hijos sin elegir un preferido. Lee mar >>

Joel Levin es el director ejecutivo de Plug In America.

 

 

Sue P. – Tómense el tiempo para investigar
Unos meses antes de que caducara el contrato de arrendamiento de mi carro, empecé a investigar la opción de reemplazarlo con un vehículo eléctrico. Me considero una ciudadana responsable y presto atención al cambio climático, entonces me gustaba la idea de no agregar más carbono al medio ambiente. Considerando los precios cada vez más astronómicos de la gasolina y los incentivos disponibles, podía ahorrar dinero. También parecía ser el momento indicado porque la tecnología de las baterías ha avanzado. Leer mas >>

 

Stephen S. – ¡Ahorré $8.000 en gasolina!
Me dedico a los oficios de la construcción. Mi camioneta de trabajo, una Ford F350 de una tonelada, en promedio anda 9,5 millas por galón en la ciudad. Durante años, fue mi    único vehículo. Necesitaba el tamaño y la capacidad de carga para llevar maquinaria y materiales de construcción pesados, pero me di cuenta de que no necesitaba esa camioneta para ir a comprar pan, llevar a mi hija a la escuela, ir a un restaurante o al cine. Entonces me compré un carro eléctrico a batería. Sabía que cada milla que manejara mi EV sería una milla para la que no tendría que manejar mi camioneta. Leer mas >>